Mi nombre es David. Soy diseñador gráfico. Llevo casi 20 años diseñando delante del ordenador. Un día decidí que quería empezar a tocar lo que creaba. Ese día creé Maderhisteria, un proyecto donde se mezclan el serrín y la tipografía. Y así, cada fin de semana.